En la jaula de un geek

Los README son para los cobardes. Sé valiente. Ejecuta el programa.

«

»

May 21

Configurar DNS interno con BIND en OpenSuSE Leap 42.2

En la actualidad es imposible recordar todas las IPs de dominio, para ello utilizamos los servidores DNS para que se encargan de resolver las IPs a partir del dominio, incluso varios servicios (Virtual Hosts de Apache por ejemplo) solo responderán como esperamos si utilizamos el dominio correcto, y no directamente su IP, por todo ello es tan importante tener un servidor DNS.

Hacia internet, al contratar un dominio público, este suele llevar su propio DNS que podemos configurar para crear nuevos subdominios del nuestro, pero en la red privada este no nos servirá, para ello la mejor opción es crear uno interno.

De entre todas las opciones, BIND es el servicio más extendido.

0- Previos

Esta configuración permite crear la configuración del maestro y los forwarders hacia las DNS externas, así los clientes solo necesitarán tener acceso únicamente a nuestro DNS.

En todo momento utilizaré el usuario root.

1- Instalar servidor

Empezamos por instalar el servicio.

La configuración la realizamos en el fichero base.

Lo primero que vemos es la carpeta donde se almacenan todas las zonas, esta es ‘/var/lib/named’, al final de la configuración la veremos.

Si queremos que nuestro DNS sea capaz de resolver también las DNS de otros, necesitamos añadir los forwarders, para este ejemplo indico los DNS públicos de Google aunque normalmente recomiendo usar los contratados con el servicio de internet.

Bajando un poco en el fichero, encontraremos los forwarders comentados, añadimos nuestra configuración allí.

Finalmente hay que definir todas las zonas que queremos, cada zona corresponde a un dominio y rango de IP, si tenemos varios dominios internos creamos tantas zonas como dominios. Además, para cada zona tenemos que crear su versión invertida para poder resolver el dominio a partir de la IP.

En este ejemplo crearé un dominio y su inverso, para ello añado 2 zonas debajo de las zonas actuales.

Ahora cambiamos a la carpeta donde se almacenan las zonas para crear estas dos nuevas a partir del nombre indicado en file. El primero será la DNS normal.

Para configurar este fichero, hay que tener en cuenta varias cosas:

  • Todos los dominios acaban en punto (.) ya que ese es el inicio de todos los dominios.
  • En mi caso, he llamado al dominio ‘example.intranet’, así que habrá que reemplazar este texto por el dominio deseado en todos los casos.
  • El servidor encargado del DNS en mi caso es ‘ServerDNS‘, hay que cambiarlo por el nombre real del servidor (y ese es un nombre falso, espero de todo/a administrador/a que utilice nombres frikys en su red ;D).
  • Cada dominio se indica su IP con el comando ‘A‘, para crear un alias de un dominio hacia otro dominio se utiliza ‘CNAME‘, aquel que gestiona el DNS se indica con ‘NS‘. Existen otros, pero estos son los más utilizados.

El siguiente es el DNS invertido.

El DNS invertido no es obligatorio, pero si recomendable, igual que en el anterior los dominios acaban en punto, ‘NS‘ hace referencia al servidor de DNS y ‘PTR‘ funciona a la inversa que el ‘A‘ anterior, indica el dominio según la IP.

En este caso estoy utilizando la IP 192.168.5.X, debido a que es una clase C (255.255.255.0), solo hay que indicar el último valor para cada IP, si tuviera una clase A o B tendría que indicar los dígitos faltantes.

Con todo configurado, lo siguiente es abrir el puerto en el firewall (puerto TCP/UDP 53) y reiniciar el servicio.

2- Configuración de clientes

Con el DNS en marcha, falta cambiar los DNS que utiliza cada PC o servidor, esto se puede cambiar en cada servidor o cambiando la configuración del DHCP para que indique nuestra DNS.

En cualquier caso, para cambiar la configuración de un servidor modificamos el fichero de resolución de nombres.

En el que indicamos el dominio de búsqueda (o varios de tener más de uno) y la IP del servidor de DNS.

De esta manera, podremos resolver el nombre de un servidor con su nombre completo (ServerWeb.example.intranet) o simplemente con su nombre corto (ServerWeb).

Para confirmar que la configuración funciona, podemos utilizar el comando ping hacia un dominio y ver que IP resuelve o utilizar el comando host y el dominio o IP para comprobar tanto la resolución de dominio como la invertida.

Final

Estos simples pasos son suficientes para tener nuestro propio DNS interno, aun así, cabe recordar que si el servicio deja de funcionar por el motivo que sea y este es el único DNS que disponemos, todas las máquinas que lo utilizan dejaran de poder resolver dominios, esto es importante a la hora de considerar la arquitectura de toda la red, por si queremos que las máquinas tengan también DNS públicos o por si debemos crear DNS esclavos de este por si dejara de funcionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar